Chile requiere con urgencia promover la enseñanza de programación de computadores desde las escuelas y también fomentar re-conversión laboral

monica-retamalALERTA EDUCACIONAL:

Chile requiere con urgencia promover la enseñanza de programación de computadores desde las escuelas y también fomentar re-conversión laboral

Mónica Retamal    –  Directora Ejecutiva       www.kodea.org

_______________________________________________________

Hoy la industria tecnológica es una de las más dinámicas y demandadas del mundo, determinando parte importante del desempeño económico de los países.

Según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, el año 2020 habrá más de 1,4 millones de vacantes laborales en desarrollo de software que no serán ocupados en USA, siendo paradójicamente estos puestos de trabajo los mejor remunerados del mundo.

En este minuto América Latina aporta sólo el 2% de la creación mundial de software. Si bien existen países destacados en esta área, las cifras comparativas con países más desarrollados siguen siendo extremadamente bajas. Pese a ello, hay países como Argentina y Uruguay que ya han iniciado una suma de cambios profundos para evitar quedar fuera de la revolución digital, así como en su momento se quedaron ajenos a la revolución industrial.

Chile lidera el ranking de uso de TIC a nivel Latinoamericano (n°35 a nivel mundial), y es consistentemente número uno a nivel Sudamericano. En contraste, un estudio preparado en 2014 por la Corporación Andina de Fomento con datos obtenidos desde el Banco Mundial, sitúa a Chile muy por detrás de México, Brasil, Uruguay, Argentina y Costa Rica en cuanto a Innovación basada en Tecnología

Paradójicamente, actualmente en Chile la disponibilidad de capital humano para el desarrollo de la industria TICs ha ido disminuyendo, lo que contrasta con el crecimiento vigoroso de la industria y la demanda mundial. En Chile existe una baja sostenida en las matrículas de carreras técnicas y profesionales TIC (fuente: ministerio de Educación) y además existe un déficit de 6000 profesionales al año (Encuesta de Opinión a altos ejecutivos TIC, 2015).

Los salarios de los profesionales TIC han ido en un sostenido aumento mientras la participación de mujeres en esta industria continúa siendo prácticamente nula (menos de un 4% de mujeres).

Esto ha generado un problema apremiante para todas las empresas del sector, y lo que es peor, pone en peligro el crecimiento de todas las industrias en general, que de una u otra forma se apoyan en las TICs para su desarrollo.

En este contexto, es fundamental que Chile promueva la enseñanza del pensamiento computacional y la programación de computadores desde las escuelas, promueva con energía programas de digitalización y reconversión laboral en todos los sectores, como ya lo están haciendo países como Argentina y genere campañas públicas para instalar la importancia del tema en la agenda nacional.


 

 

 

[Columna] Una visión-país en el umbral de la 4ª. Revolución Industrial

mario-boada-studio1ALERTA CULTURAL-TECNOLOGICA:

Desafío 2030: acelerar la transformación de conversaciones en acciones  al ritmo de los cambios del siglo XXI

Mario Boada    –  Director Ejecutivo                  www.canal-i.cl

_______________________________________________

 

  1. La nueva sociedad del siglo XXI, global, líquida e hiperconectada, requiere una transformación de los modelos tradicionales de educación, de gestión y de comunicaciones.Un paso fundamental en esa dirección es aprender a trabajar en red y a colaborar en forma eficiente utilizando nuevas tecnologías digitales para procesar información. Es lo que podemos llamar un modelo de Net-working, en el marco de la emergente 4ª. Revolución Industrial.


  2. En el mapa conceptual y operacional de esta necesaria transformación cultural-digital hay tareas inmediatas, algunas de mediano plazo y otras de mayor alcance que requieren el apoyo de metodologías y herramientas de disciplinas como la Prospectiva y el Análisis de Sistemas Complejos. Una condición necesaria en este proceso de cambio es la integración e interacción transdisciplinaria. Los ingenieros, los científicos, los sociólogos y los economistas -entre otros- deberán ampliar los espacios de conocimiento compartido para abrir puentes de exploración y colaboración.

  3. El nuevo contexto de esta sociedad que opera en red exige el acoplamiento directo y fluido de componentes institucionales vitales para el desarrollo innovador y sostenible. Las instituciones y organizaciones jerárquicas del siglo XX requieren una adaptación transformacional para sincronizarse con los impactos y efectos de las tecnologías de información y comunicación en red.  El modelo tradicional de jerarquía necesita adaptarse al denominado modelo de redarquía.
    Menos capas de poderes verticales y más anillos de relaciones horizontales.


  4. El Estado, las universidades y las empresas que han caminado durante mucho tiempo por vías paralelas deben ahora convivir en territorios comunes con menos líneas fronterizas y con menos barreras que limiten sus flujos de interacción. Las incertidumbres propias de esta nueva sociedad del conocimiento implican presiones y paradojas que las instituciones deben aprender a enfrentar para lograr coherencia y convergencia de visiones estratégicas para políticas de Estado inclusivas y eficaces.

  5. Un fenómeno comunicacional globalizado está generando flujos y vínculos en ámbitos comunitarios que se traducen en una creciente presión de millones de personas conectadas y movilizadas, con información instantánea y transparente. Se ha generado una demanda social que obliga a redefinir las relaciones con el poder, con los mercados, con los servicios y con el entorno.


  6. Ya no hay una sociedad civil, en la concepción tradicional. Hay ciudadanos y consumidores en red. Las comunidades espontáneas y activas de hoy tomaron el espacio que ocupaban las pasivas y pacientes audiencias del siglo pasado.

  7. La sociedad en red, reflejada en todos los ámbitos de actividades diarias, marca la nueva era post-siglo XX, que exige prácticas de gestión y comunicación en claves sinópticas y visuales usando nuevos medios de comunicación más interactivos. Los canales limitados y restringidos de ayer se convirtieron en redes de alta velocidad y de alta capacidad para compartir contenidos que se consumen en pequeñas pantallas, ubicuas y personalizadas. No hemos aprendido aún a operar en las aguas de la movilidad (laboral, organizacional, urbana). Las llamadas “Smart-cities” siguen siendo, todavía, modelos académico-tecnócratas, con poca permeabilidad social.

  8. Durante un cuarto de siglo hemos presenciado una revolución, en el hardware (todo el equipamiento computacional de uso masivo) y en el software (toda la inteligencia computacional que permitió llevar al hombre a la luna, hasta las Apps que potencian ahora los smartphones). Hoy se requiere una concepción holística de la tecnología, en una dimensión que se extiende para incluir lo esencial del factor humano. Así está adquiriendo relevancia el denominado “humanware”, el eslabón postergado de la revolución tecnológica en curso.

  9. Tenemos que aprender a visualizar mejor para transformar los datos complejos en información concreta y en conocimiento aplicado. El desafío mayor es lograr mejores niveles de comprehensión (entendimiento) para operar al ritmo de la avalancha informacional y comunicacional de hoy. Tenemos también que aprender a sintonizar mejor con nuestro entorno natural para recuperar equilibrios ambientales, y aspirar a un desarrollo sostenible, en la línea de la llamada Economía Circular, que promueve la revalorización de productos y materiales usualmente considerados “desechables”.


  10. La emergente 4ª. Revolución Industrial, que avanza y se expande a pasos cada vez más rápidos, con el Big Data, la Internet of Things, la inteligencia artificial, la neurociencia, la computación cognitiva, la nanotecnología y otras disciplinas integradoras y transformadoras, nos obliga a asumir las demandas y desafíos propios del nuevo siglo XXI.

Una frase final, de alerta: En Chile ya tenemos un exceso de diagnósticos y conversaciones analíticas; ahora necesitamos compromisos y acciones demostrativas. Una visión-país con horizonte al año 2030.


 

Se inició nuevo ciclo de Conversaciones y Acciones ciudadanas, con visión de país al año 2030

equipo-2030-vie-28-0ct-2016Con una revisión de temas relevantes analizados y ejecutados en las dos últimas décadas en el país, se inició la primera sesión de Conversaciones y Acciones ciudadanas, con visión de país al año 2030 y con foco en una estrategia nacional de desarrollo sostenido y territorialmente equilibrado.

La jornada, que  se realizó en las oficinas de IDEA Internacional, Edificio Bicentenario (Esq. Moneda- Teatinos) fue encabezada por el ex ministro Sergio Bitar, y contó con la especial participación del presidente de la Asociación de Empresas de Tecnología, ACTI,  Raúl Ciudad y de especialistas en diversos ámbitos tecnológicos, vinculados a la Agenda Digital de Chile.

Luz María García asumió la Coordinación Ejecutiva del resto de los participantes, que se comprometieron a compartir una síntesis de la visión personal de cada uno, desde las respectivas perspectivas y experiencias profesionales.
Un objetivo para la próxima sesión de trabajo es determinar ALERTAS, en distintas áreas,  que son importantes para encauzar el diagnóstico apropiado para el desarrollo integral de Chile en las próximas décadas.


agenda-digital-2020

Como referencia para un marco y foco de las Conversaciones y de las Acciones del Grupo 2030, se destaca la Agenda Digital 2020 que se estructura en 5 ejes que establecen lineamientos estratégicos que se materializan en 60 medidas:

  1. Derechos para el Desarrollo Digital
  2. Conectividad Digital
  3. Gobierno Digital
  4. Economía Digital
  5. Competencias DigitalesEl documento, que  contiene una descripción de los ejes y principales lineas de acción,  está disponible aquí.

 


 


 over un Estado más dinámico e innovador

Fomentar el desarrollo de la economía digital como herramienta para contribuir al crecimiento del país, la diversificación y la sifisticación de la economía

Líneas de acción:

  • Transformar la empresa digitalmente
  • Impulsar el crecimiento del sector TIC
  • Promover el emprendimiento y la innovación digital

Programa “Ingeniería 2030” para transformar la formación de ingenieros en Chile

Fecha de publicación: 28 de enero de 2016

Expertos internacionales en ciencia e ingeniería, representantes de gobierno, del sector industrial y académicos de diversas universidades chilenas, reunidos en el II encuentro de Ingeniería 2030, concordaron en la necesidad de reformular la ingeniería que se enseña en el país, con el fin de cimentar el camino de Chile hacia el desarrollo.

En el II encuentro de Ingeniería 2030 (ING2030), programa de Corfo que busca la transformación de las escuelas de ingeniería chilenas en entidades de clase mundial, diversos expertos y expositores nacionales y extranjeros se dieron cita para dialogar sobre la ingeniería en Chile y la transformación que está sucediendo en las diversas facultades de la mano del programa liderado por Corfo.

Se trata de 10 diez facultades de ingeniería nacionales agrupadas en cinco proyectos, que están trabajando, desde hace ya tres años, con el fin de convertirse en entidades reconocidas mundialmente y que la formación de los ingenieros responda a las necesidades actuales de las industrias del país; todo esto para impulsar a Chile en su camino hacia un mayor desarrollo productivo. Esto implica que la transformación de las escuelas tenga un impacto sustentable en el largo plazo, aumentando significativamente la transferencia tanto de conocimiento como de innovaciones tecnológicas y generando servicios de calidad para el país y el mundo.
En este sentido, Eduardo Bitran, vicepresidente ejecutivo de Corfo, sostuvo que “este programa es una ambiciosa apuesta por producir una transformación profunda en la formación y en las habilidades que adquieren los estudiantes de ingeniería en nuestro país. En un mundo globalizado y con múltiples oportunidades basadas en la adopción de tecnología y el desarrollo de innovaciones, los ingenieros del futuro son una pieza clave. Por esto, potenciar el desarrollo de capital humano especializado y la transferencia tecnológica es fundamental para que la investigación no se quede sólo en el ámbito académico, si no que se traduzca en bienes y servicios competitivos”.
Durante el encuentro de esta mañana, las universidades presentaron el avance de sus proyectos y sus casos de éxito, entre los que destacaron: la firma de un acuerdo para la aceleración económica entre la Universidad de Chile y el Massachusetts Institute of Technology (MIT); un programa de investigación, innovación y desarrollo, a nivel interfacultad, entre la Universidad de Concepción, la Universidad de Santiago y la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso; un Torneo de Emprendimiento Tecnológico entre la Universidad de la Frontera, la Universidad de Talca y la Universidad del Bío-bío; la implementación del Edificio de Ciencia y Tecnología en la Pontificia Universidad Católica; y el proyecto Ecoparque, en Peñalolén, de la Universidad Adolfo Ibáñez.
Respecto del programa y de sus avances a la fecha, la gerente de Desarrollo de Capacidades Tecnológicas de Corfo, Marcela Angulo, destacó la importancia que esta iniciativa tiene para el país, “Se ha ido generando un sentido de comunidad en torno a este programa y en torno a una visión compartida: que Chile tiene un tremendo desafío de reimpulsar el crecimiento y de transformar su economía. Tenemos la certeza de que los ingenieros cumplen un rol muy relevante en este proceso”.
Proyectos seleccionados
Los cinco proyectos beneficiados con fondos del Programa Ingeniería 2030, ya se encuentran en su fase de implementación. Los recursos van en directo beneficio de la modernización del currículo de pregrado y la oferta de posgrados de las escuelas; con foco en los ámbitos de investigación aplicada, desarrollo y transferencia de tecnología. 
El programa pretende reforzar el vínculo entre las escuelas de ingeniería y los sectores productivos del país, para que los ingenieros del futuro sean capaces de resolver problemas tecnológicos complejos de la industria y contribuyan de forma significativa a generar innovaciones que aumenten la productividad y la competitividad de las empresas, y fomenten la creación de nuevos sectores con proyección global.
En total son 10 las universidades participantes, con 3 proyectos asociativos y 2 individuales, que recibirán recursos por hasta un 70% del total del proyecto en la primera etapa de 3 años y por hasta un 50% en la segunda etapa de igual duración. Los proyectos y las universidades seleccionadas son:
1. The Clover 2030 Engineering Strategy – An Engine to Surf the Waves for Chile’s Development
Pontificia Universidad Católica de Chile
Universidad Técnica Federico Santa María
2. Consortium of Chilean Engineering Faculties to Foster Education in Engineering, Applied Research, Innovation and Entrepreneurship
Universidad de Concepción
Universidad de Santiago de Chile
Pontificia Universidad Católica de Valparaíso
3. FES-UAI Strategic Plan Implementation, New Engineering 2030 

Universidad Adolfo Ibáñez.

4. Research, Development, Innovation and Entrepreneurship to Meet Global Engineering Demands 
Universidad de Chile
5. World-Class Engineering at Regional State Universities in the Central-South of Chile 
Universidad del Bío-Bío
Universidad de la Frontera
Universidad de Talca

Estado de avance de ING2030

Desde mayo del 2014 las universidades están trabajando para poner en marcha sus iniciativas. Durante el 2015 los proyectos comenzaron su etapa de ejecución, y ya presentan importantes avances. Este programa se ejecutará en total dentro de los próximo cinco años por los equipos a cargo de cada de una de las universidades y contará con la supervisión y apoyo permanente de Corfo y de asesores expertos en las áreas claves de los proyectos.

Respecto del monto destinado por Corfo para esta etapa, que corresponde a la implementación del plan estratégico de los proyectos, este es de alrededor de los $30 mil millones. Estos se adjudicarán entre las cinco propuestas por un plazo de 6 años. El cofinanciamiento máximo entregado por Corfo es de $ 10.500 millones a proyectos individuales, $ 15.000 millones en caso de incluir dos universidades, y $ 18.750 si la iniciativa incluye a tres entidades.

Cabe destacar que el Programa Nueva Ingeniería para el 2030, también cuenta con apoyo del MINEDUC el cual asciende casi a los $8 mil millones. Es decir, en total, son casi $38 mil millones de pesos para la implementación de los programas en un plazo de seis años.

Fuente: CORFO

Círculo de conversación asociado al Foro Mundial sobre la Educación 2030. educación de calidad, inclusiva y equitativa y oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida

El Foro Mundial sobre la Educación adoptó hoy un enfoque transformador para la educación para los próximos 15 años en la sesión de clausura del encuentro, que tuvo lugar en Incheon, República de Corea. La Declaración de Incheon ha sido bien recibida por la comunidad educativa mundial, tanto por parte de los ministros representantes de más de cien países como por las organizaciones juveniles y no gubernamentales. La Declaración insta a los países a proporcionar a todo el mundo una educación de calidad, inclusiva y equitativa y oportunidades de aprendizaje a lo largo de toda la vida. El texto será la base de las nuevas metas educativas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible que ratificarán las Naciones Unidas en septiembre.

educacion-de-calidad

“Esta Declaración es un enorme paso adelante”, afirmó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova. “Refleja nuestra determinación para asegurar que todo niño y joven pueda adquirir el conocimiento y las habilidades necesarios para vivir dignamente, desarrollar su potencial y contribuir a la sociedad en tanto que ciudadanos mundiales responsables. La Declaración también anima a los gobiernos a proporcionar oportunidades de aprendizaje a lo largo de la vida, de modo que la gente pueda seguir creciendo y desarrollándose. Además, reafirma el papel clave de la educación en la paz y el desarrollo sostenible a nivel mundial.”

La Declaración de Incheon parte del movimiento mundial de la Educación para Todos (EPT) que se inició en Jomtien, Tailandia, en 1990, y se reforzó en Dakar, Senegal, en el año 2000. La EPT –y los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) en el ámbito de la educación– han conseguido progresos significativos, pero muchos de sus objetivos, incluido el acceso universal a la educación primaria, siguen sin alcanzarse. Actualmente, 58 millones de niños están sin escolarizar y la mayor parte son niñas. Además, 250 millones de niños no están adquiriendo las habilidades más básicas a pesar de que más de la mitad de ellos han pasado al menos cuatro años en la escuela. La Declaración de Incheon debe, en definitiva, concluir las ambiciosas agendas establecidas por la EPT y los ODM.

“Si queremos que esta generación de niños reduzca algún día las desigualdades e injusticias que afectan al mundo hoy en día, al menos debemos dar a todos los niños una oportunidad para aprender. Esta debe de ser nuestra visión común y nuestro compromiso,” expresó el Director Ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake.

Sustainable Development Goals_E_Final sizes

La Declaración de Incheon se aplicará mediante el Marco de Acción Educación 2030, una hoja de ruta que los gobiernos adoptarán a finales de año. Ésta servirá de guía para poner en marcha marcos legales y políticos efectivos para la educación, con unos principios de gobernanza basados en la rendición de cuentas, la transparencia y la participación. Su aplicación efectiva requerirá una gran coordinación regional y un seguimiento y evaluación rigurosos de la agenda educativa. También necesitará de una mayor financiación, especialmente en el caso de los países que están más lejos de poder ofrecer una educación inclusiva y de calidad. La Declaración y su Marco de Acción instarán a los países a establecer a nivel nacional unos objetivos de gasto adecuados y a aumentar la ayuda oficial para el desarrollo de los países de bajos ingresos.

Entre los participantes en la ceremonia de clausura del Foro se encontraban Susan Hopgood, Presidenta de Education International, Kishore Singh, Relator Especial sobre el derecho a la Educación, Mohamed Sameh Amr, Presidente del Consejo Ejecutivo de la UNESCO, Georg Kelle, Director Ejecutivo del Pacto Mundial de la ONU, António Guterres, Alto Comisionado del ACNUR (vía vídeo), Geeta Rao Grupta, Subdirectora Ejecutiva de UNICEF, Keith Hansen, vicepresidente de Prácticas Mundiales del Banco Mundial, Michaëlle Jean, Secretaria General de la Francofonía, Hwang Woo Yeo, viceprimer ministro de la República de Corea, e Irina Bokova, Directora General de la UNESCO.

“Todos estamos de acuerdo en que todo estudiante tiene derecho a una educación pública de calidad y gratuita,” dijo Susan Hopgood, presidenta deEducation International –una organización que representa a más de 30 millones de profesores y personal educativo en el mundo. “Sin embargo, para alcanzar cualquier objetivo educativo, se debe garantizar a los estudiantes que en cada aula habrá profesores bien formados, cualificados profesionalmente, motivados y que dispongan de los recursos necesarios. Proporcionar una educación de calidad para todos requerirá cambios en los sistemas educativos. Para implementar el Marco de Acción Educación 2030 y mejorar la calidad de la educación, es fundamental transformar nuestros sistemas educativos en sistemas que fomenten una cultura abierta y colaborativa.”

La educación es esencial para lograr todos los nuevos Objetivos de Desarrollo Sostenible. Es necesario erradicar la pobreza, impulsar una prosperidad compartida y un crecimiento económico de base amplia, y construir sociedades pacíficas y tolerantes. La Declaración de hoy demuestra el compromiso común para hacer realidad esta visión y confirma que la educación puede cambiar nuestras vidas.

Círculo de conversación asociado a los “Desafíos de la fruticultura chilena al 2030”

El viernes 27 de mayo, a las 11:00 horas, en el Hotel Cumbres (José Victorino Lastarria 229, Santiago) se presentó el estudio “La fruticultura chilena al 2030. Principales desafíos tecnológicos para mejorar su competitividad”.

Buscando responder la pregunta ¿cómo mantener el liderazgo de Chile como el exportador de fruta fresca más importante del hemisferio sur? y con una mirada de futuro, FIA, en el marco de su Programa de Innovación en Fruticultura, el año 2015, encarga el estudio “La fruticultura chilena al 2030. Principales desafíos tecnológicos para mejorar su competitividad”.

El objetivo principal de este estudio fue desarrollar una propuesta estratégica en materia tecnológica para el desarrollo competitivo y sustentable de la fruticultura chilena al año 2030. Y entregar orientaciones de política pública para concretarla en el breve plazo.

Para lograr esto se realizó una identificación y caracterización de los factores más importantes que afectan la competitividad de la fruticultura chilena actualmente, siendo identificados: la productividad y competitividad del negocio, la incorporación de ciencia y tecnología en la creación de valor, las amenazas a la preservación del patrimonio fitosanitario y del recurso hídrico y el acceso a nuevas formas de comercialización.

De acuerdo a estos factores identificados se describieron tres posibles escenarios de mayor probabilidad para la fruticultura al 2030: “Fruticultura chile de clase mundial”, “Fruticultura chilena, un desarrollo con matices” y el menos optimista “Fruticultura chilena, una pérdida acelerada de competitividad”.

Además se estableció una línea base en materia de tecnología de la fruticultura chilena para diversos grupos de especies en los siguientes aspectos: tecnologías asociadas a genética, tecnologías asociadas a conducción/manejo de huertos, tecnologías asociadas a fertilización, tecnologías asociadas a post-cosecha y tecnologías asociadas a plagas y enfermedades. Esto con el propósito de contribuir a la prospección de necesidades tecnológicas al 2030, de manera de fortalecer la competitividad del sector.

Posteriormente se realizó una prospección de los ámbitos tecnológicos y tecnologías, así como también de los factores determinantes de la producción, cuya incorporación contribuirá al fortalecimiento y competitividad de la fruticultura nacional al 2030. Para esto se aplicó el método Delphi, a través del cual participaron 138 expertos nacionales en tecnologías frutícolas, que representan el 95% de las exportaciones frutícolas, con parámetros temáticos (variedades y porta injertos, riego y drenaje, control de plagas y enfermedades, manejo de huertos, fertilización, control de malezas y poscosecha), los cuales comprenden a más del 95% de las prácticas de manejo de la fruticultura moderna.

Esto se complementó con una importante actividad de validación, en la cual participó la totalidad de los actores relevantes de la fruticultura en Chile.

Así los principales resultados de este estudio, y donde radica su importancia estratégica, son: las propuestas tecnológicas priorizadas a implementar por grupo de especies para incrementar la competitividad de la fruticultura chilena al 2030, así como una estrategia con énfasis en las políticas públicas a implementar que permitan contribuir a la materialización de las propuestas tecnológicas priorizadas y así poder abordar las dificultades en la competitividad de la fruticultura chilena con el horizonte del 2030.

Fuente: EMB

Círculo de conversaciones asociado al Proyecto #Horcón2030 en la comuna de Puchuncaví, Región de Valparaíso, Chile

#Horcón2030 es un Programa Ciudadano Colaborativo para fortalecer la capacidad de autogestión sostenible y sustentable de los habitantes de la Caleta de Horcón, ubicada en la comuna de Puchuncaví, en la Región de Valparaíso, Chile.

Este programa es parte de la Red #ChileConTodo que promueve el desarrollo descentralizado del país, con una visión prospectiva al año 2030.

El Programa #Horcón2030 está a cargo de un equipo de profesionales de Canal-i Online, Agencia de Comunicaciones que opera en modalidad de trabajo flexible, desde un Taller de Creación de Contenidos Locales, instalado en Horcón.
El Programa #Horcón2030 opera bajo los principios de transparencia, colaboración desde la base ciudadana y rendición permanente de informes de logros y avances.

Participa en la Comunidad #Red2030 ¡Suscríbete al Newsletter !