El profundo rol estratégico de la fibra óptica

ramiroherrera_level3b_nRamiro Herrera – Gerente de Carriers, Level3  Chile


El impacto de la conexión de Chile al cable submarino de tres mil kilómetros de largo en Valparaíso, realizado en el año 2000, fue inmenso, ya que por primera vez el país se conectaba al mundo con una red de fibra óptica de alta capacidad. En ese momento, las conexiones fijas a la red de redes recién superaban, según la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel) el medio millón, alcanzando una penetración de 3,7 accesos por cada cien habitantes.

Ver más

Columna Sergio Bitar: China y Chile 2030

sergio-bitar“…hay oportunidades sustanciales. La clave está en detectarlas y anticipar oportunidades y riesgos para actuar a tiempo…”.

Desafío: Una fibra óptica transoceánica entre Chile y China

El Mercurio    Sábado 17 de diciembre de 2016

eduardo-frei-ruiz-tagleEduardo Frei Ruiz-Tagle
Ex Presidente de la República


Este 22 de noviembre recién pasado y luego de cinco años de su última visita, recibimos en nuestro país al Presidente de China, Xi Jinping, en la gira que el líder del gigante asiático realizó por tres países de Latinoamérica. Debemos recordar que Chile fue el primer país de Sudamérica en establecer relaciones diplomáticas con China y uno de los primeros en reconocerlo como una economía de mercado, para posteriormente apoyar decisivamente su entrada en la Organización Mundial del Comercio. También Chile fue el primer país de América Latina en firmar un Acuerdo de Libre Comercio bilateral con China en 2005, lo que demuestra los lazos de amistad que unen a ambos países.

Desde 1990, todos los presidentes elegidos democráticamente visitamos China durante nuestros mandatos. A su vez, vinieron a Chile los líderes de más alto rango de ese país. Recordemos que el año pasado lo hizo el Primer Ministro Li Keqiang, y antes lo había hecho el propio Xi Jinping en su calidad de Vicepresidente.
Ver más

Radiografía, diagnóstico y desafíos del Comercio Electrónico en Chile

yerka-yukich-150x150ALERTA TRANSACCIONAL:

La CCS estimó que el comercio electrónico tendrá un crecimiento en torno al 20% este año en nuestro país, con lo que superará los US$ 2.800 millones, cifra que se espera incrementar hasta los US$ 5.000 millones dentro de los próximos 3 años, consolidando a este sector como el más dinámico dentro de la economía chilena en la última década.

Yerka Yukich   –      Centro de Economía Digital                       www.ccs.cl


  • Medios de Pago

Probablemente uno de los desafíos más claros del comercio electrónico en Chile dice relación con los medios de pago.

La seguridad de los medios en compras online ya no es un tema de conversación, el público tiene claro que las tarjetas no se clonan en internet, a menos claro, que se ingresen los datos en un sitio fraudulento.

Una mayor cantidad de emisores (tarjetas de pre-pago por ejemplo) y una mayor cantidad de adquirentes (multicaja, marcado pago, khipu) agregará competencia a un servicio que se ha dormido en el éxito del boom transaccional y donde la seguridad se ha puesto con demasiada fuerza por sobre la usabilidad y la conversión.

Se requieren alternativas para comercios locales, se necesita competencia para el comercio en general, es urgente simplificar los procesos de pago manteniendo el nivel de seguridad y la confianza en el canal.

El siguiente paso de los medios de pago es cambiar las tarjetas por el celular, donde de forma simple y segura se completen los procesos de pago, no olvidando que concretar un pago en el siglo XXI significa disponibilidad para hacerlo en web, smartphone, tiendas, call center, ivr … al menos.

  • Despacho (temas logísticos)

El servicio principal que entrega un eCommerce es el despacho, pero ese servicio es un commodity que no agrega ningún valor especial para el cliente, excepto cuando no se cumple o se cumple en forma defectuosa.

Papel de regalo o tarjetas de saludo, parecen ser cada día más, parte de un servicio básico que sólo permite “empatar” las necesidades de los clientes y aún están lejos de sus reales expectativas.

Los clientes no sólo demandan inmediatez, sino cumplimiento y flexibilidad, con una entrega el día que se requiere, en un horario a elegir, en un lugar cómodo para su rutina diaria y con el apoyo especializado que requieren ciertos productos (instalación, configuración, etc).

Debiese transformarse en una tendencia que de a poco, pero con cierta velocidad, esas necesidades se transformen en una realidad, incorporando el despacho de los productos como foco estratégico de la estrategia digital – multicanal.

  •  Recursos humanos especializados

Ser parte de áreas de Internet, Negocios Electrónicos o Comercio Electrónico dentro de las empresas, se convertirá, cada día más, en una tarea que requiere un mayor nivel de habilidades y conocimientos específicos.

El manejo de soluciones de analítica, el entendimiento de la lógica de los motores de búsqueda, el manejo efectivo y enfocado al negocio del Big Data, la importancia de la logística o la tecnología en la satisfacción del cliente son habilidades que no se encuentran tan fácilmente y las instituciones de educación superior no han ido a la velocidad que requiere el mundo laboral.

Empresas invirtiendo en el desarrollo de capital humano para el manejo de estas áreas, profesionales extranjeros que vengan a aportar y capacitar e instituciones educacionales abriendo ramos, carreras y post-grados, debiese ser una tendencia importante en los próximos años.

  •  Incertidumbre en marco regulatorio

Lamentablemente la mayor tendencia respecto a este punto es que siga como hasta ahora, sin grandes cambios y con una agenda digital dirigida por la urgencia que genera un tema en algún momento, más que por una visión de futuro al respecto.

  • Sinergia de canales

Para una empresa que posee tiendas físicas, online, mobile, televisión, bodega, deberá aprender a explotar los beneficios de cada canal para maximizar su rentabilidad. Los metros cuadrados entregan una imagen de marca y solvencia, que aún es importante para muchos consumidores, pero esos metros cuadrados también agregan costos que los clientes no estarán dispuestos a pagar.

  • Desarrollo de marketplaces

El surtido no estará restringido por el presupuesto de compras o el espacio en la bodega, los proveedores se transforman en parte del retail, exhibiendo todo su stock a través de las plataformas digitales y permitiendo al cliente final la compra de sus productos en tienda, teléfono, internet o Smartphone.


 

 

Los “Círculos TICs” para promover el cambio cultural-digital, se integran al Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia

Los Círculos TICs nacen como una iniciativa de colaboración y de articulación, para habilitar y potenciar el cambio cultural-digital en Chile.
Este grupo inicial de trabajo colaborativo, liderado por el ex ministro Sergio Bitar e integrado por representantes de diversos ámbitos público-privado, académico y ciudadano, se integra desde hoy como nodo energizador a la visión, propósito y acciones del Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia.

reunion-cchpe-1-dic-2016

Integrantes del Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia en su sesión de trabajo hoy 1 de diciembre, 2016.

En el marco de una perspectiva global y de largo plazo, asumimos los desafíos de la profunda y acelerada transformación que está generando la nueva revolución tecnológica-industrial 4.0 que implica cambios de paradigma transversales, en la nueva sociedad del conocimiento.

En el entorno nacional y con mirada al año 2030 adoptamos una posición reflexiva y crítica para revisar lo planteado y ofrecido en diversas Agendas Digitales desde el año 2003 y en las nuevas Agendas de Productividad, de Infraestructura, de Energía, de Desarrollo Científico-Tecnológico. Estamos convencidos de la necesaria integración sistémica, transdisciplinaria y basada en evidencias objetivas de avances y logros con amplia transparencia.
Para un país como Chile, con exceso de diagnósticos y escasez de acciones focalizadas, concretas y sustentables, estamos compartiendo alertas y propuestas específicas para dar saltos en el quehacer nacional con políticas de Estado, que trasciendan los esfuerzos y programas acotados de gobiernos con horizontes limitados de cuatro años. 
 cchpe-lamina
Para la activación de los Círculos TICS hemos definido como modus operandi un trabajo en red (Net-working) usando una plataforma digital de colaboración, con uso de herramientas simples y accesibles en Notebooks, Tablets y Smartphones. En ese sitio web y en una primera fase Beta de dos meses estamos publicando nuestras conversaciones y acciones. Además estamos usando la Aplicación SLACK (Windows, Mac, iOS, y Android)  como espacio de comunicación para trabajo en equipo.
Hemos acotado cuatro pilares temáticos estratégicos para avanzar en círculos temáticos de conversaciones y acciones. A partir de ello, estableceremos un plan de trabajo para definir una estrategia digital 2030 y un plan de acción 2018- 2021. Los ejes declarados son:

– Capital Humano
– Infraestructura
– Marco Regulatorio
– Institucionalidad

Para lo anterior, se realizaran las siguientes tareas:
– Construcción de Minuta de la Estrategia, considerando tres escenarios: conservador, moderado y aventurado.
– Consulta pública mediante redes sociales
– Sesiones con invitados especiales, actores- representantes de distintos sectores que aporten a este proceso de construcción
– Seminarios con candidatos presidenciales 2017

Nos ocupa la tarea de cambiar conceptos y prácticas para dinamizar en una Red2030 los diversos proyectos y compromisos desplegados a lo largo de las 15 regiones el país.
Para este objetivo, y para la socialización de temas y contenidos, estamos preparando una propuesta de Programa Comunicacional omni-canal denominado [2030] con respaldo de Canal13c y la participación de Fundación Chile, Fundación ChileConTodo, Universidad Federico Santa María, entre otras instituciones.
Como actividad inmediata, tendremos durante diciembre una base de 500 contactos y referentes del mundo digital para incorporarlos a los Círculos TICs y distribuirles un Newsletter Digital.
set-red2030

De igual modo, se iniciará la producción de Clips sinópticos de video que estarán disponibles en el Canal de YouTube del Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia. Al respecto Mario Boada, Director de la Plataforma Comunicacional de la Red2030, señaló que las nuevas tecnologías y las redes sociales, permitirán incorporar de inmediato -vía online-a actores relevantes y referentes de todas las regiones del país.


Coordinación Círculos TICs:   Luz María García
Gestión Plataforma Online:     Mario Boada
Mail:  contacto@canal-i.cl



El desafío de medir nuestra Economía Digital y establecer políticas públicas que generen un impacto para el desarrollo del país

Modern notebook computer with future technology media symbols

luz-maria-garciaALERTA  en la Industria Digital

El desafío de medir nuestra Economía Digital y establecer políticas públicas que generen un impacto para el desarrollo del país.

Luz María García

 

 


Desde que en los años ´80 Leif Edvinson comenzó a estudiar los factores que explican el valor de las empresas y sus estudios posteriores sobre la Riqueza de las Naciones ha quedado cada vez más en evidencia la relevancia del Capital Intangible o también denominado por algunos actores como Capital Intelectual. Su importancia radica en que existe una correlación directa entre el bienestar y la capacidad de generar riqueza de las Naciones y la Inversión en dichos Activos Intangibles. Los Principales Activos Intangibles corresponden a Capital Estratégicos, Capital Humano, Capital Relacional y Capital Organizacional, siendo el principal catalizador la Tecnología. Efectivamente, la economía de los Intangibles o del Conocimiento y la Experiencia se apoya y expande de la mano de la Economía Digital.

Por ello, será fundamental entonces, entender, caracterizar y medir “la economía digital de Chile” para entender nuestra posición relativa en el concierto de las naciones pero sobre todo entender y analizar los principales drivers que necesitamos gestionar para impulsar los intangibles clave que requieren los diferentes sectores económicos de forma tal de potenciar y expandir nuestra capacidad de generación de bienestar a los ciudadanos y riqueza para el país.

Chile ha avanzado considerablemente en la materia, al alero de algunas iniciativas impulsadas desde hace tiempo por el gobierno central. En efecto, la industria TI en el año 2013 habría superado un crecimiento de 10%. Lo anterior se potencia aún más con el desarrollo del sector telecomunicaciones que el año 2014 creció en un más un 5% en ingresos, en un entorno de baja actividad económica.

Además, existe la percepción general que Chile tiene un buen posicionamiento en las TIC. Sin embargo esto no ha sido un derrotero con una curva positiva creciente en los últimos 10 años, lo cual lleva a generar hipótesis de que el sector aún dista mucho de estar estructuralmente afianzado lo cual genera desafíos importantes que abordar.

Actualmente existen más estudios para Chile generados por instituciones extranjeras que nacionales (Cepal, ITU, OCDE, Katz, WEF, etc), con abundantes rankings, impacto en el PIB, en la generación de capital bruto, etc. El ICT Development Index (IDI) de la Organización Internacional de Telecomunicaciones, dependiente de las Naciones Unidas, muestra que Chile retrocedió 6 posiciones del 2007 al 2012 (ranking 48 al 54) y se perdieron dos posiciones más el 2013 llegando al lugar 56.

El informe de competitividad global del World Economic Forum (WEF), que clasifica a las economías en alguna de tres etapas de desarrollo: factores productivos, de eficiencia y de innovación; asocia el desarrollo país con 13 pilares, de los cuales uno de ellos es el “technological readiness”. Así, el WEF clasifica a Chile de una economía en transición desde la “eficiencia” hacia la “innovación”, midiendo su nivel de preparación tecnológica sobre la media (4,5 en escala de 1 a 7) según el desarrollo con las economías similares tales como Polonia, Rusia, Malasia y Brasil. Aquí Chile sólo ha mejorado dos lugares en su ranking en los dos últimos años llegando al lugar 42, tras haber retrocedido 11 posiciones del 2004 al 2012. También el WEF en el reporte Network Technologial Readiness (NRI), indicador de mucha popularidad en los países desarrollados, muestra que Chile perdió 6 posiciones en el ranking NRI durante el 2004 al 2013, y volvió a caer tres posiciones el año 2014, aunque superando a 8 países de la OECD y a todos los países de la región. Según cifras del Foro Económico Mundial, Chile obtuvo las posiciones más altas en participación ciudadana en gobierno electrónico (lugar 9), Impacto en nuevos servicios TIC y negocios (29), Gobierno Electrónico (16), uso de redes sociales (29).

Es evidente que para un entendimiento del sector TIC, diseño de política pública, y aprovechamiento de las oportunidades de su desarrollo es necesario el profundizar en las fuentes de creación de valor en sus respectivos componentes, algunos con mucho valor agregado (servicios) y el otro extremo muy poco valor agregado (por ejemplo el hardware que principalmente se importa). También es necesario utilizar un lenguaje común ya que la industria tiende a usar indistintamente los conceptos de ventas, inversión y gasto como sinónimos de creación de valor.

Otro aspecto relevante es que el sector TIC tiene poca diversificación en su creación de valor. Es sabido que en Chile los grandes demandantes de TIC son el retail, la banca, las compañías de telecomunicaciones y el gobierno. Y las brechas de absorción de demanda con otros sectores y otros tamaños de compañías o instituciones son importantes. Como ejemplo según la encuesta ELE un 19% de las empresas tiene página web, desde un 9% en las micro a un 75% en las grandes.

La brecha de información es abrumadora. El sector TI, que paradojalmente alude a la palabra información, no cuenta con un sistema de información del rigor de cuentas nacionales. A esto contribuye que es un sector económico relativamente reciente y transversal que no tiene una clasificación (CIIU) agrupada para su medición. Por ejemplo las ventas de dispositivos se incluyen en comercio y los servicios profesionales TI en servicios personales. Aunque otros sectores que apalancan transversalmente a la economía si poseen sus propias estadísticas como es el caso del transporte y la electricidad, el problema se agudiza en las TI por su naturaleza intangible y difícil de homologar de su producto final (incluso la energía se puede homologar en kW). Como resultado, los esfuerzos en medir la matriz insumo producto sectorial es costosa. El último trabajo de este tipo fue la cuenta satélite publicada el año 2006 con información del año 2004, que no tuvo el carácter censal y aun así tuvo un costo aproximado de cientos de millones de pesos. Más recientemente se cuenta con información de demanda de servicios TIC en la Tercera Encuesta Longitudinal de Empresas, del Ministerio de Economía, levantada en el periodo 2014-2015 y publicada el 2016. El problema de información se acentúa ya que existe una parte aún más desconocida de la generación de valor tecnológico que es la autogenerada por las propias empresas y que incluye el gobierno. Ellos son las unidades de I+D, las áreas de informática y comunicaciones y las áreas de desarrollos de productos tecnológicos de compañías que no están en el rubro.

Todo esto lleva a comprender con pragmatismo que la forma más inmediata de determinar el aporte económico del sector es mediante el análisis de la demanda, de otro modo habría que incursionar en la medición de una matriz insumo producto sectorial, cuyos recursos, tiempo y alcance no permitirían contar con la información en el corto plazo. Efectivamente el sector TIC es uno de los más complejos en términos de promiscuidad de relación de compras y ventas. Por ejemplo las relaciones intercompañías entre empresas de telecomunicaciones y/o TIC se estiman entre un 30% de los costos, y las empresas TI subcontratan gran parte de los servicios entre ellos mismos. Como consecuencia, se requiere una medición de oferta TIC.

Por último, también existen factores culturales de la propia industria tecnológica que dificultan un entendimiento con la demanda final de servicios tecnológicos. Los expertos TIC hablan de tercera plataforma, virtualización, servicios over the top (OTT), big data, cloud computing, ultra broadband, M2M, internet of things (o internet of everything). Los consumidores hablan de seguridad industrial, entretenimiento, eficiencia de sus procesos, gestión distribuida de procesos de misión crítica, gestión de la experiencia del cliente, e-learning y formación ejecutiva, simuladores y entrenamiento a distancia, entre otros. Así desde los gremios señalan que un impulso sectorial requiere un fortalecimiento de capital humano (más profesionales y mejor capacitados), la creación de un Ministerio de Ciencia y Tecnología”s”, mayores incentivos económicos a la inversión y desarrollo por parte del Estado. Desde la óptica de los consumidores la problemática tiene una solución más simple: servicios más asequibles, de menor precio, mayor cobertura y mejor calidad. Pese a todo, aun debemos hacer mucho más, para avanzar en este gran desafío,  y entender que la medición es un instrumento estratégico que nos permitan establecer políticas públicas que generen un real impacto, tanto para el sector TIC, pero aun más importantes, para el desarrollo país.


Chile requiere con urgencia promover la enseñanza de programación de computadores desde las escuelas y también fomentar re-conversión laboral

monica-retamalALERTA EDUCACIONAL:

Chile requiere con urgencia promover la enseñanza de programación de computadores desde las escuelas y también fomentar re-conversión laboral

Mónica Retamal    –  Directora Ejecutiva       www.kodea.org

_______________________________________________________

Hoy la industria tecnológica es una de las más dinámicas y demandadas del mundo, determinando parte importante del desempeño económico de los países.

Según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, el año 2020 habrá más de 1,4 millones de vacantes laborales en desarrollo de software que no serán ocupados en USA, siendo paradójicamente estos puestos de trabajo los mejor remunerados del mundo.

En este minuto América Latina aporta sólo el 2% de la creación mundial de software. Si bien existen países destacados en esta área, las cifras comparativas con países más desarrollados siguen siendo extremadamente bajas. Pese a ello, hay países como Argentina y Uruguay que ya han iniciado una suma de cambios profundos para evitar quedar fuera de la revolución digital, así como en su momento se quedaron ajenos a la revolución industrial.

Chile lidera el ranking de uso de TIC a nivel Latinoamericano (n°35 a nivel mundial), y es consistentemente número uno a nivel Sudamericano. En contraste, un estudio preparado en 2014 por la Corporación Andina de Fomento con datos obtenidos desde el Banco Mundial, sitúa a Chile muy por detrás de México, Brasil, Uruguay, Argentina y Costa Rica en cuanto a Innovación basada en Tecnología

Paradójicamente, actualmente en Chile la disponibilidad de capital humano para el desarrollo de la industria TICs ha ido disminuyendo, lo que contrasta con el crecimiento vigoroso de la industria y la demanda mundial. En Chile existe una baja sostenida en las matrículas de carreras técnicas y profesionales TIC (fuente: ministerio de Educación) y además existe un déficit de 6000 profesionales al año (Encuesta de Opinión a altos ejecutivos TIC, 2015).

Los salarios de los profesionales TIC han ido en un sostenido aumento mientras la participación de mujeres en esta industria continúa siendo prácticamente nula (menos de un 4% de mujeres).

Esto ha generado un problema apremiante para todas las empresas del sector, y lo que es peor, pone en peligro el crecimiento de todas las industrias en general, que de una u otra forma se apoyan en las TICs para su desarrollo.

En este contexto, es fundamental que Chile promueva la enseñanza del pensamiento computacional y la programación de computadores desde las escuelas, promueva con energía programas de digitalización y reconversión laboral en todos los sectores, como ya lo están haciendo países como Argentina y genere campañas públicas para instalar la importancia del tema en la agenda nacional.


 

 

 

[Columna] Una visión-país en el umbral de la 4ª. Revolución Industrial

mario-boada-studio1ALERTA CULTURAL-TECNOLOGICA:

Desafío 2030: acelerar la transformación de conversaciones en acciones  al ritmo de los cambios del siglo XXI

Mario Boada    –  Director Ejecutivo                  www.canal-i.cl

_______________________________________________

 

  1. La nueva sociedad del siglo XXI, global, líquida e hiperconectada, requiere una transformación de los modelos tradicionales de educación, de gestión y de comunicaciones.Un paso fundamental en esa dirección es aprender a trabajar en red y a colaborar en forma eficiente utilizando nuevas tecnologías digitales para procesar información. Es lo que podemos llamar un modelo de Net-working, en el marco de la emergente 4ª. Revolución Industrial.


  2. En el mapa conceptual y operacional de esta necesaria transformación cultural-digital hay tareas inmediatas, algunas de mediano plazo y otras de mayor alcance que requieren el apoyo de metodologías y herramientas de disciplinas como la Prospectiva y el Análisis de Sistemas Complejos. Una condición necesaria en este proceso de cambio es la integración e interacción transdisciplinaria. Los ingenieros, los científicos, los sociólogos y los economistas -entre otros- deberán ampliar los espacios de conocimiento compartido para abrir puentes de exploración y colaboración.

  3. El nuevo contexto de esta sociedad que opera en red exige el acoplamiento directo y fluido de componentes institucionales vitales para el desarrollo innovador y sostenible. Las instituciones y organizaciones jerárquicas del siglo XX requieren una adaptación transformacional para sincronizarse con los impactos y efectos de las tecnologías de información y comunicación en red.  El modelo tradicional de jerarquía necesita adaptarse al denominado modelo de redarquía.
    Menos capas de poderes verticales y más anillos de relaciones horizontales.


  4. El Estado, las universidades y las empresas que han caminado durante mucho tiempo por vías paralelas deben ahora convivir en territorios comunes con menos líneas fronterizas y con menos barreras que limiten sus flujos de interacción. Las incertidumbres propias de esta nueva sociedad del conocimiento implican presiones y paradojas que las instituciones deben aprender a enfrentar para lograr coherencia y convergencia de visiones estratégicas para políticas de Estado inclusivas y eficaces.

  5. Un fenómeno comunicacional globalizado está generando flujos y vínculos en ámbitos comunitarios que se traducen en una creciente presión de millones de personas conectadas y movilizadas, con información instantánea y transparente. Se ha generado una demanda social que obliga a redefinir las relaciones con el poder, con los mercados, con los servicios y con el entorno.


  6. Ya no hay una sociedad civil, en la concepción tradicional. Hay ciudadanos y consumidores en red. Las comunidades espontáneas y activas de hoy tomaron el espacio que ocupaban las pasivas y pacientes audiencias del siglo pasado.

  7. La sociedad en red, reflejada en todos los ámbitos de actividades diarias, marca la nueva era post-siglo XX, que exige prácticas de gestión y comunicación en claves sinópticas y visuales usando nuevos medios de comunicación más interactivos. Los canales limitados y restringidos de ayer se convirtieron en redes de alta velocidad y de alta capacidad para compartir contenidos que se consumen en pequeñas pantallas, ubicuas y personalizadas. No hemos aprendido aún a operar en las aguas de la movilidad (laboral, organizacional, urbana). Las llamadas “Smart-cities” siguen siendo, todavía, modelos académico-tecnócratas, con poca permeabilidad social.

  8. Durante un cuarto de siglo hemos presenciado una revolución, en el hardware (todo el equipamiento computacional de uso masivo) y en el software (toda la inteligencia computacional que permitió llevar al hombre a la luna, hasta las Apps que potencian ahora los smartphones). Hoy se requiere una concepción holística de la tecnología, en una dimensión que se extiende para incluir lo esencial del factor humano. Así está adquiriendo relevancia el denominado “humanware”, el eslabón postergado de la revolución tecnológica en curso.

  9. Tenemos que aprender a visualizar mejor para transformar los datos complejos en información concreta y en conocimiento aplicado. El desafío mayor es lograr mejores niveles de comprehensión (entendimiento) para operar al ritmo de la avalancha informacional y comunicacional de hoy. Tenemos también que aprender a sintonizar mejor con nuestro entorno natural para recuperar equilibrios ambientales, y aspirar a un desarrollo sostenible, en la línea de la llamada Economía Circular, que promueve la revalorización de productos y materiales usualmente considerados “desechables”.


  10. La emergente 4ª. Revolución Industrial, que avanza y se expande a pasos cada vez más rápidos, con el Big Data, la Internet of Things, la inteligencia artificial, la neurociencia, la computación cognitiva, la nanotecnología y otras disciplinas integradoras y transformadoras, nos obliga a asumir las demandas y desafíos propios del nuevo siglo XXI.

Una frase final, de alerta: En Chile ya tenemos un exceso de diagnósticos y conversaciones analíticas; ahora necesitamos compromisos y acciones demostrativas. Una visión-país con horizonte al año 2030.


 

Se inició nuevo ciclo de Conversaciones y Acciones ciudadanas, con visión de país al año 2030

equipo-2030-vie-28-0ct-2016Con una revisión de temas relevantes analizados y ejecutados en las dos últimas décadas en el país, se inició la primera sesión de Conversaciones y Acciones ciudadanas, con visión de país al año 2030 y con foco en una estrategia nacional de desarrollo sostenido y territorialmente equilibrado.

La jornada, que  se realizó en las oficinas de IDEA Internacional, Edificio Bicentenario (Esq. Moneda- Teatinos) fue encabezada por el ex ministro Sergio Bitar, y contó con la especial participación del presidente de la Asociación de Empresas de Tecnología, ACTI,  Raúl Ciudad y de especialistas en diversos ámbitos tecnológicos, vinculados a la Agenda Digital de Chile.

Luz María García asumió la Coordinación Ejecutiva del resto de los participantes, que se comprometieron a compartir una síntesis de la visión personal de cada uno, desde las respectivas perspectivas y experiencias profesionales.
Un objetivo para la próxima sesión de trabajo es determinar ALERTAS, en distintas áreas,  que son importantes para encauzar el diagnóstico apropiado para el desarrollo integral de Chile en las próximas décadas.


agenda-digital-2020

Como referencia para un marco y foco de las Conversaciones y de las Acciones del Grupo 2030, se destaca la Agenda Digital 2020 que se estructura en 5 ejes que establecen lineamientos estratégicos que se materializan en 60 medidas:

  1. Derechos para el Desarrollo Digital
  2. Conectividad Digital
  3. Gobierno Digital
  4. Economía Digital
  5. Competencias DigitalesEl documento, que  contiene una descripción de los ejes y principales lineas de acción,  está disponible aquí.

 


 


 over un Estado más dinámico e innovador

Fomentar el desarrollo de la economía digital como herramienta para contribuir al crecimiento del país, la diversificación y la sifisticación de la economía

Líneas de acción:

  • Transformar la empresa digitalmente
  • Impulsar el crecimiento del sector TIC
  • Promover el emprendimiento y la innovación digital

Expertos de Finlandia y Colombia participan en Seminario Internacional de Prospectiva y Estrategia

La actividad contó con las intervenciones del ex ministro y actual Presidente del Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia, Sergio Bitar y el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza.

Con éxito de convocatoria se realizó esta mañana en el Campus Bellavista de la Universidad Andrés Bello (UNAB), la primera jornada del Seminario Internacional: Prospectiva y Estrategia para el desarrollo del Chile de 2030, organizado por el Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia (CChPE) en colaboración con la UNAB y el apoyo de prestigiosas instituciones como el Ministerio de Energía, la Academia Diplomática, entre otras.

_23A9404eLa actividad, que tuvo como objetivo principal posicionar la necesidad de integrar mecanismos prospectivos a la política pública en Chile, contó con las intervenciones del Presidente del Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia, Sergio Bitar, el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza y el Rector de la UNAB, José Rodríguez Pérez.

Las palabras inaugurales estuvieron a cargo del ex Ministro Sergio Bitar, quien se refirió a la importancia de la planificación estratégica en pro de instalar y extender los estudios relacionados a la toma de decisiones, reforzando la capacidad de anticipación y cooperación para enfrentar a tiempo los desafíos globales y mejorar la calidad de los gobiernos.

“Los estudios de futuro ayudan a definir una visión compartida del proyecto nacional y las metas que Chile quiera fijar hacia 2030. Si queremos una sociedad equilibrada tenemos que ir midiendo como nos acercamos a una idea donde tengamos inclusión con bienestar, crecimiento con ciencia y tecnología y democracia con participación. Tras lo cual, a partir de esa visión de futuro compartida se debe diseñar un estrategia para acercarnos a ese escenario”, apuntó Bitar.

asistentes

_23A9433eA continuación el Rector de la UNAB, José Rodríguez, resaltó la importancia que tiene para las instituciones de Educación Superior, contribuir a la creación de políticas públicas eficaces para resolver temas claves para el país y para América Latina.

“A partir de nuestro rol universitario es importante responder una de las preguntas que se han hecho los organizadores de este seminario respecto a ¿Cuál es el país que deseamos y podemos construir?. Interrogante que nos conecta con nuestro rol universitario, ya que somos quienes entregamos el conocimiento indispensable para la modernización de la sociedad, además de proporcionar los esquemas y los valores que aseguren el desarrollo y bienestar del país, conduciendonos a formar parte del proceso de integración que incidirá sobre las futuras generación”, explicó Rodríguez.

Por su parte en el panel titulado “Los desafíos del futuro para las decisiones del presente”, el Ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza, expuso sobre el  “Panorama prospectivo de los desafíos sociales de Chile al 2030”. Ocasión donde señaló que una política pública efectiva es aquella que visualiza escenarios futuros.

“Chile ha alcanzado niveles importantes en materia de protección social y educación, sin embargo, persiste un sistema educacional de alta segregación, una población que aún no logra desarrollar capacidades plenas desde el punto de vista de habilitación social, para el empleo, básicamente, porque no se ha dado una discusión sobre cómo conectar productividad con protección social, y por lo mismo, el desafío es que la política pública sea capaz de generar apoyos sociales a los sectores con más desventajas sociales, pero también sea capaz de habilitar socialmente para generar autonomías y ese es un debate de futuro”, explicó Barraza.

Sobre la prospectiva

_23A9523eLa Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) define la prospectiva como el “conjunto de tentativas sistemáticas para observar a largo plazo el futuro de la ciencia, la tecnología, la economía y la sociedad con el propósito de identificar las tecnologías emergentes que probablemente produzcan los mayores beneficios económicos o sociales”.

Bajo la premisa anterior, el Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia (CChPE), organización sin fines de lucro que busca mejorar la calidad de las políticas públicas, desarrolla, promueve y difunde en Chile la disciplina Prospectiva, mediante análisis, informes, estudios, talleres, conferencias, publicaciones y propuestas y se fija como objetivo contribuir a mejorar la formulación de políticas en materias que inciden en el futuro del país y su inserción global.

Actualmente, el CChPE se encuentra vinculado a instituciones globales como la World Future Society, el Millennium Project, el Hawaii Center for Futures Studies, The Club of Rome, Universidad Nacional de Cuyo, C. de Gestao de Est. Estratégicos, University of Turku y demás referentes nacionales como Prospectiva Chile, Millennium Project Nodo Chileno, además de instancias del Estado, universidades y centros independientes.

experta-finlandia experto-colombiano


A la izquierda, la experta finlandesa, Sirkka Heinonen. Expuso la metodología prospectiva que se ha aplicado en Finlandia, país líder en este campo.
A la derecha, el experto colombiano, Francisco Mojica. Presentó una visión sinóptica del desarrollo de la disciplina prospectiva a nivel global.


 

Fuente: Comunicaciones UNAB

 

Participa en la Comunidad #Red2030 ¡Suscríbete al Newsletter !