La llama que nos divide [Columna de Karin Ebensperger]

La peor ola de incendios que ha vivido Chile, y el actuar de autoridades y vecinos, nos mueve a reflexionar sobre qué significa ser un buen ciudadano en el siglo 21. Con las diferencias legítimas que podamos tener en todo orden de cosas, lo que debiera unirnos es la conciencia de que somos parte de un cuerpo social, de una común ciudadanía chilena, y que solo de nosotros mismos depende nuestro destino.

Lo que les pasa a algunos nos suele repercutir a todos. Esto lo expresó muy bien John Kennedy cuando dijo “Ich bin ein Berliner”, refiriéndose a que hacía propio el sufrimiento de los habitantes de Berlín, rodeados por tanques soviéticos, y la necesidad de socorrerlos.

En nuestro Chile, tan azotado por la naturaleza, no podemos seguir con este ambiente de desconfianza. Urge un consenso social básico. El alineamiento espontáneo que debiera existir entre el Gobierno y la ciudadanía en casos de catástrofe no se nos da fácil. Se sospecha del Gobierno porque no reacciona rápido y con eficiencia, se sospecha de las causas de los incendios porque falta información veraz y creíble de parte de las autoridades, y todos aún pensamos en forma demasiado ideológica: que si se recurre a las FF.AA. se interpretará así, que si se nombra la palabra terrorismo se verá con intencionalidad política… en fin; los chilenos no nos damos tregua ni en medio de las catástrofes. Sentirnos todos parte del sufrimiento y de la solución nos aportaría un sentimiento de decencia, de pertenencia y de dignidad.

Pero no nos han inculcado desde niños -porque no tenemos una buena educación cívica- que somos una comunidad, que no somos solo habitantes de Chile sino ciudadanos que tenemos derechos y obligaciones hacia los demás. Bomberos y carabineros nos dan un buen ejemplo, pero en general somos un país bastante inculto en materia cívica. Recordemos que todas las religiones, filosofías y culturas incorporan la idea de la regla de oro, según la cual no debemos hacer a los demás lo que no querríamos que nos hagan a nosotros. Eso, aplicado a la política en los estados modernos, es educación cívica.

Si en las familias y en los colegios nos hablaran más de nuestro rol personal en el bien común, en el buen funcionamiento de las instituciones y en el respeto cívico, tendríamos una sociedad con más paz y confianza. Una educación cívica integral, que forme en el respeto, nos permitiría entender que ni las amenazas externas ni las inclemencias de la naturaleza nos pueden derribar, porque tendríamos arraigado un sentido de pertenencia, en vez de un sentido de sospecha hacia el prójimo.

Chile necesita urgente un programa integral de educación cívica, porque los valores imperantes en una sociedad se van forjando desde niños. De esos valores depende la estabilidad política y la dignidad de la vida en sociedad.


 

Senadores, diputados, académicos e intendentes en lanzamiento del libro”El Arranque de la Descentralización”

Portada LibroBajo el lema “desatando las amarras del centralismo chileno”, el presidente de la Fundación Chile Descentralizado…Desarrollado, Heinrich von Baer, abrió el Foro realizado el día lunes 16 de enero, 2017, en el Salón de sesiones del Senado, en el ex Congreso Nacional, en Santiago.

El presidente del Senado, Ricardo Lagos Weber, dio la bienvenida a los participantes y destacó la proactividad de la Fundación Chile Descentralizado…Desarrollado, como agente promotor de los cambios necesarios para descentralizar Chile.

El libro tiene cuatro segmentos de contenidos dedicados a los siguientes temas:
* Descentralización política
* Descentralización administrativa
* Descentralización fiscal
* Descentralización 2.0  (Propuestas para un Programa de Gobierno 2018-2022)

PAnel CHDD Senador Lagos Weber

Panel CHDD 1El primer panel, un FORO DE INTENDENTES, con el tema “Desafíos de la Gobernanza Territorial” participaron:

Juan Andrés Varas; exIntendente de Los Ríos; miembro de la ex Comisión Asesora Presidencial
en Descentralización y Desarrollo Regional.
Jaime Tohá, exIntendente de BíoBío, miembro de la exComisión Asesora Presidencial en Descentralización y
Desarrollo Regional.
Andrés Molina, exIntendente de La Araucanía.
Claudio Orrego, Intendente de la Región Metropolitana de Santiago.
Conducción: Paloma Avila
 Panel CHDD 2

En el segundo panel, denominado FORO PARLAMENTARIO, con el tema “Desafíos legislativos pendientes y futuros”, participaron:

Ena von Baer (UDI), Senadora por la Región de Los Ríos, Presidenta de la Comisión de Gobierno y
Descentralización del Senado
Rabindranath Quinteros (PS), Senador por la Región de Los Lagos, miembro de la Comisión de Gobierno
y Descentralización del Senado
Paulina Núñez (RN), Diputada por Región de Antofagasta, miembro de la Comisión de Zonas Extremas
Gabriel Boric (Movimiento Autonomista), Diputado por la Región de Magallanes, miembro de la
Comisión de Zonas Extremas
Conducción: Juan José Lavín
Panorámica públicoEntre los participantes del evento, hubo representantes de las 15 regiones del país, que tuvieron la oportunidad de plantear preguntas a los panelistas.

¿CONGRESO DEL FUTURO O DE LOS FUTUROS?

omar-villanuevaA continuación presentamos columna con una ponencia analítica de divulgación sobre la sexta versión del Congreso Futuro 2017 que se está celebrando en Chile, una reunión de alto nivel que es impulsada por la Comisión Desafíos de Futuro del Senado de la República y que invita a científicos, empresarios, directivos, consultores, personalidades y líderes del pensamiento mundial a dar a conocer sus  puntos de vista sobre el presente y el futuro de sus especialidades. El  aporte al conocimiento nacional es innegable y muy meritorio su trabajo en pos de incrementar el conocimiento científico,  social  y cultural.
Por: Omar Villanueva Olmedo Director OLIBAR Consultores Int´l Lic. Ing. Ca. FEN Universidad de Chile 

Algo de historia del Congreso del Futuro. Muchas de las presentaciones que se han realizado en versiones anteriores se han referido a dar miradas sobre lo que el relator o expositores invitados considera que es su visión actual (una) y luego lo que podrían ser los siguientes pasos de su línea o líneas de investigación (proyección), ya sea en un mundo futuro cercano o lejano,  en los momentos en los que sus resultados previstos serán una realidad,  los beneficios que tendría para determinados grupos de empresas y de personas y quienes serían sus usuarios.

Ver más

Especialistas de consorcio universitario-empresarial presentan metodología para el desarrollo de una “Comuna-Modelo”

Bien-estar, esa fue la palabra compuesta que el año 2003, Humberto Maturana usó en la “Cumbre  Chile Digital 2010” -la más activa, masiva y participativa conferencia ciudadana de Tecnologías de Información y Comunicaciones, realizada hasta ahora en Chile, con más de 400 ponencias, seis mil participantes, en seis días de actividades, en el actual edificio GAM, entonces llamado Edificio Diego Portales.

Es una referencia histórica apropiada para referirse al mismo concepto de Bien-estar, como fin último de políticas públicas a nivel de gobierno local, que plantearon a Directores de la Municipalidad de Quilicura los especialistas de un Consorcio Académico-Empresarial.
reunion-mun-quilicura-smart-city-161227-grupo-b

El equipo de especialistas está integrado por Jorge Cortés, estadístico, Coordinador de la Unidad de Vida y Medio Ambiente,  Universidad de la Frontera (UFRO); Luis Valenzuela del Centro de Inteligencia Territorial, de la Universidad Adolgo Ibáñez (UAI) y Alberto Mayol, sociólogo, Director del Centro de Investigación Sociedad, Economía y Cultura (CISEC) de la Universidad de Santiago de Chile (USACH).  A ellos se suman los sicólogos Pedro Rivadeneira y Patricio Castro, Directores de Social Hub, expertos en Movilidad Sostenible,  basada en energía eléctrica y solar, con plataforma de “Smart Services” para comunidades urbanas.

Como parte de la presentación a la Municipalidad de Quilicura, los representantes de Social Hub demostraron las ventajas del TriMóvil, vehículo eléctrico con capacidad para dos personas, con velocidad de 40 kilómetros por hora y autonomía para 100 kilómetros de distancia. Una propuesta innovadora que soluciona muchos problemas que enfrentan los ciudadanos en ciudades congestionadas y contaminadas.

Una descripción sinóptica de la propuesta metodológica y los instrumentos para el desarrollo de una  “Comuna-Modelo” se publicarán en esta página durante esta semana.
reunion-mun-quilicura-smart-city-161227-jorge-cortes-ufro
De igual modo, publicaremos un video-sinóptico de la entrevista con el especialista Jorge Cortés.


 

 

 

ECO

Es un

como

Se inició nuevo ciclo de Conversaciones y Acciones ciudadanas, con visión de país al año 2030

equipo-2030-vie-28-0ct-2016Con una revisión de temas relevantes analizados y ejecutados en las dos últimas décadas en el país, se inició la primera sesión de Conversaciones y Acciones ciudadanas, con visión de país al año 2030 y con foco en una estrategia nacional de desarrollo sostenido y territorialmente equilibrado.

La jornada, que  se realizó en las oficinas de IDEA Internacional, Edificio Bicentenario (Esq. Moneda- Teatinos) fue encabezada por el ex ministro Sergio Bitar, y contó con la especial participación del presidente de la Asociación de Empresas de Tecnología, ACTI,  Raúl Ciudad y de especialistas en diversos ámbitos tecnológicos, vinculados a la Agenda Digital de Chile.

Luz María García asumió la Coordinación Ejecutiva del resto de los participantes, que se comprometieron a compartir una síntesis de la visión personal de cada uno, desde las respectivas perspectivas y experiencias profesionales.
Un objetivo para la próxima sesión de trabajo es determinar ALERTAS, en distintas áreas,  que son importantes para encauzar el diagnóstico apropiado para el desarrollo integral de Chile en las próximas décadas.


agenda-digital-2020

Como referencia para un marco y foco de las Conversaciones y de las Acciones del Grupo 2030, se destaca la Agenda Digital 2020 que se estructura en 5 ejes que establecen lineamientos estratégicos que se materializan en 60 medidas:

  1. Derechos para el Desarrollo Digital
  2. Conectividad Digital
  3. Gobierno Digital
  4. Economía Digital
  5. Competencias DigitalesEl documento, que  contiene una descripción de los ejes y principales lineas de acción,  está disponible aquí.

 


 


 over un Estado más dinámico e innovador

Fomentar el desarrollo de la economía digital como herramienta para contribuir al crecimiento del país, la diversificación y la sifisticación de la economía

Líneas de acción:

  • Transformar la empresa digitalmente
  • Impulsar el crecimiento del sector TIC
  • Promover el emprendimiento y la innovación digital

Círculo de conversación asociado a los “Desafíos de la fruticultura chilena al 2030”

El viernes 27 de mayo, a las 11:00 horas, en el Hotel Cumbres (José Victorino Lastarria 229, Santiago) se presentó el estudio “La fruticultura chilena al 2030. Principales desafíos tecnológicos para mejorar su competitividad”.

Buscando responder la pregunta ¿cómo mantener el liderazgo de Chile como el exportador de fruta fresca más importante del hemisferio sur? y con una mirada de futuro, FIA, en el marco de su Programa de Innovación en Fruticultura, el año 2015, encarga el estudio “La fruticultura chilena al 2030. Principales desafíos tecnológicos para mejorar su competitividad”.

El objetivo principal de este estudio fue desarrollar una propuesta estratégica en materia tecnológica para el desarrollo competitivo y sustentable de la fruticultura chilena al año 2030. Y entregar orientaciones de política pública para concretarla en el breve plazo.

Para lograr esto se realizó una identificación y caracterización de los factores más importantes que afectan la competitividad de la fruticultura chilena actualmente, siendo identificados: la productividad y competitividad del negocio, la incorporación de ciencia y tecnología en la creación de valor, las amenazas a la preservación del patrimonio fitosanitario y del recurso hídrico y el acceso a nuevas formas de comercialización.

De acuerdo a estos factores identificados se describieron tres posibles escenarios de mayor probabilidad para la fruticultura al 2030: “Fruticultura chile de clase mundial”, “Fruticultura chilena, un desarrollo con matices” y el menos optimista “Fruticultura chilena, una pérdida acelerada de competitividad”.

Además se estableció una línea base en materia de tecnología de la fruticultura chilena para diversos grupos de especies en los siguientes aspectos: tecnologías asociadas a genética, tecnologías asociadas a conducción/manejo de huertos, tecnologías asociadas a fertilización, tecnologías asociadas a post-cosecha y tecnologías asociadas a plagas y enfermedades. Esto con el propósito de contribuir a la prospección de necesidades tecnológicas al 2030, de manera de fortalecer la competitividad del sector.

Posteriormente se realizó una prospección de los ámbitos tecnológicos y tecnologías, así como también de los factores determinantes de la producción, cuya incorporación contribuirá al fortalecimiento y competitividad de la fruticultura nacional al 2030. Para esto se aplicó el método Delphi, a través del cual participaron 138 expertos nacionales en tecnologías frutícolas, que representan el 95% de las exportaciones frutícolas, con parámetros temáticos (variedades y porta injertos, riego y drenaje, control de plagas y enfermedades, manejo de huertos, fertilización, control de malezas y poscosecha), los cuales comprenden a más del 95% de las prácticas de manejo de la fruticultura moderna.

Esto se complementó con una importante actividad de validación, en la cual participó la totalidad de los actores relevantes de la fruticultura en Chile.

Así los principales resultados de este estudio, y donde radica su importancia estratégica, son: las propuestas tecnológicas priorizadas a implementar por grupo de especies para incrementar la competitividad de la fruticultura chilena al 2030, así como una estrategia con énfasis en las políticas públicas a implementar que permitan contribuir a la materialización de las propuestas tecnológicas priorizadas y así poder abordar las dificultades en la competitividad de la fruticultura chilena con el horizonte del 2030.

Fuente: EMB

¿Qué pasa con el Ministerio de Ciencia y Tecnología?

En enero de este año, la Presidenta Michelle Bachelet anunció que, a más tardar en agosto, se enviaría al Congreso un proyecto de Ley para crear el Ministerio de Ciencia y Tecnología. Según palabras de la misma mandataria, “sin un impulso decidido en ciencia, tecnología e innovación, unido a una reforma en educación, nunca dejaremos de ser un país que vive de sus materias primas, especialmente de la minería del cobre”.

El problema es que las cifras nos demuestran que como país no vamos bien encaminados. Según los resultados de la última Encuesta sobre Gasto y Personal en Investigación y Desarrollo (I D), el desembolso en ese ítem alcanzó los $ 558.240 millones durante 2014, cifra equivalente a 0,38% del Producto Interno Bruto (PIB). Si bien Chile presentó una leve alza en el gasto, la cifra está aún por debajo del promedio de los países asociados a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), correspondiente a 2,36%.

Por otro lado, en materia de innovación y competitividad, los índices del país han disminuido considerablemente en prácticamente todos los ítems internacionales desde el año 2010.  Teniendo este adverso panorama presente, cabe preguntarse, ¿no deberíamos considerar el desarrollo de este ministerio como una de las prioridades de la agenda nacional?

Finlandia, Estados Unidos y Japón, actualmente sentaron sus bases bajo el concepto de “economía del conocimiento”, con el fin de posicionar a la investigación científica como pilar fundamental del progreso y desarrollo económico del Estado, lo cual Chile aún permanece rezagado y lejano. Los números no mienten. Y frente a esto, es importante que autoridades de gobierno, universidades, empresas, trabajadores y distintos rubros que vean involucrado en su día a día el uso de tecnologías, articulen y refuercen una estrategia que potencie el ecosistema, integrando políticas públicas, provocando un cambio respecto a la estructura productiva y, a su vez, generando expectativas y confianza a nivel mundial.

A la fecha, el proyecto de crear el Ministerio sigue en pie. Esto fue confirmado el pasado 21 de mayo en la Cuenta Pública de la Presidenta. Sin embargo, es importante considerar que para que este ministerio funcione correctamente, debe ponérsele foco tanto a la inversión en las áreas de ciencia como en las tecnológicas, incorporando al mundo empresarial en la ecuación, en un mismo nivel. Es crucial tener claro que no se puede  priorizar una por sobre la otra. Es decir, asegurarse que este ministerio quede adecuadamente diseñado para que el I D i quede convenientemente cubierto y que no solo nos inclinemos hacia el lado de la ciencia, es decir, solo la “I”.

Si Chile desea avanzar y estimular su crecimiento económico, corrigiendo los indicadores de I D, productividad e inversión en tecnologías, se requiere profundizar en la institucionalidad que permita ordenar el ecosistema de ciencia, tecnología e innovación, tomando en cuenta las necesidades de los tiempos actuales y comprender que éste es el camino más cierto para llevar a Chile al desarrollo con independencia de los comodities,  generando, además alternativas de solución para los otros temas que hoy se discuten como la inequidad, educación y salud de mejor calidad.

Raúl Ciudad,
Presidente ACTI

Líderes Independientes: Cómo Elaborar una Estrategia 2030

Gobernar es  una tarea cada vez más compleja. La creciente incertidumbre exige realizar estudios prospectivos, seguir las tendencias globales, explorar los llamados “game changers”  (eventos que “cambian el juego o escenario”) y avizorar los sucesos de baja probabilidad,  pero de alto impacto, conocidos como “wild cards”.

Chile carece de un espacio institucional para la prospectiva y la reflexión estratégica que recoja y articule el trabajo sectorial, regional, universitario, empresarial. El Ministerio de Planificación fue suprimido en 2011. Disponer de una institución significa crear un espacio de conversación donde concurren las personas involucradas e interesadas, se coordinan, proponen y actúan. Hoy no se dispone de un centro estratégico que mire a largo plazo.

Entretanto, se han puesto en marcha algunas iniciativas que permiten ir cerrando la brecha. La de mayor impacto es la Comisión Futuro del Senado. En el Ejecutivo se han conformado algunos grupos. También otros con asociaciones de empresarios,  universidades y personas  interesadas  en el largo plazo. Entre los más recientes  cabe mencionar: Energía 2050, Logística Portuaria, el grupo MAPS (Universidad de Chile y expertos de ministerios) cuyos resultados han contribuido a  elaborar los compromisos sobre cambio climático firmados por Chile. Existen núcleos en Minería e Infraestructura, compuestos por organismos de la sociedad civil, que convocan a políticos, empresarios,  funcionarios de gobierno y expertos. Se han articulado equipos en materia de Infraestructura, Agua, Ciudad, Regiones, Relaciones Exteriores, Energía Solar, Desarrollo Forestal, entre otros. La CNIC promueve además estudios de largo plazo en el ámbito tecnológico. También se constituyó el Consejo Chileno de Prospectiva y Estrategia para convocar y reunir a los interesados y estudiosos.

Para articularlos es necesario crear pronto una instancia a nivel presidencial que coordine la estrategia de los distintos sectores, consulte a los principales actores nacionales e internacionales, con amplia participación, elabore escenarios y proporcione elementos nuevos para tomar mejores decisiones a los máximos responsables del gobierno.

Uno de los referentes  internacionales valiosos es Finlandia. La Comisión de Futuro del Parlamento finlandés se creó en momentos de crisis y confusión sobre el rumbo del país, luego de la disolución de la Unión Soviética en 1991, que era su socio principal. Al disolverse la URSS  se generó un vacío de opciones  que movieron a toda la sociedad finlandesa a  organizarse para trazar  caminos alternativos y, con el correr de los años, se creó un vasto y coherente sistema de estudios de futuro. Si bien la primera institución se remonta a 1980 (la Sociedad Finlandesa para Estudios del Futuro), las posteriores iniciativas se adoptaron a partir de 1992, con la creación del Comité Parlamentario para el Futuro.

En seguida se formó el  Centro de Investigaciones sobre el Futuro,  en la Universidad de Turku, el cual  forma especialistas y proporciona respaldo académico a la comisión parlamentaria. En 1998 se creó la red académica de estudios del futuro. Paralelamente, en el ejecutivo se instaló una unidad en la oficina del Primer Ministro, y luego se han conformado redes ministeriales y un consejo regional para la prospectiva. Las principales empresas  también realizan su labor. Y se articula con el resto.

Este conjunto de actores se coordina en un Comité de Futuro, que prepara anualmente un informe sobre el estado del futuro de Finlandia, donde se examinan las oportunidades, amenazas y señales de futuro.

El Ejecutivo  prepara durante su periodo de gobierno (cada cuatro años), un informe sobre el futuro con consultas a empresas, organismos no gubernamentales y  universidades. El Congreso replica este estudio y ambos documentos se ponen a disposición de los partidos políticos. Estas instituciones están interconectadas,   alimentan el debate político y proporcionan información a los responsables de gobierno. Se produce así una virtuosa interacción entre poderes ejecutivo y legislativo, que Chile podría homologar.

Este sistema es un referente útil para Chile, donde encontramos dispersión, escasa coherencia entre sectores, débil participación de las regiones, intermitencia y desconexión con la toma de decisiones. Nuestro desafío es diseñar y organizar la institucionalidad y preparar la gente para abordar esta tarea y ponerla en marcha en el próximo gobierno.
Sergio Bitar.

Participa en la Comunidad #Red2030 ¡Suscríbete al Newsletter !