10/11/2016 admin

Chile requiere con urgencia promover la enseñanza de programación de computadores desde las escuelas y también fomentar re-conversión laboral

monica-retamalALERTA EDUCACIONAL:

Chile requiere con urgencia promover la enseñanza de programación de computadores desde las escuelas y también fomentar re-conversión laboral

Mónica Retamal    –  Directora Ejecutiva       www.kodea.org

_______________________________________________________

Hoy la industria tecnológica es una de las más dinámicas y demandadas del mundo, determinando parte importante del desempeño económico de los países.

Según el Departamento de Trabajo de Estados Unidos, el año 2020 habrá más de 1,4 millones de vacantes laborales en desarrollo de software que no serán ocupados en USA, siendo paradójicamente estos puestos de trabajo los mejor remunerados del mundo.

En este minuto América Latina aporta sólo el 2% de la creación mundial de software. Si bien existen países destacados en esta área, las cifras comparativas con países más desarrollados siguen siendo extremadamente bajas. Pese a ello, hay países como Argentina y Uruguay que ya han iniciado una suma de cambios profundos para evitar quedar fuera de la revolución digital, así como en su momento se quedaron ajenos a la revolución industrial.

Chile lidera el ranking de uso de TIC a nivel Latinoamericano (n°35 a nivel mundial), y es consistentemente número uno a nivel Sudamericano. En contraste, un estudio preparado en 2014 por la Corporación Andina de Fomento con datos obtenidos desde el Banco Mundial, sitúa a Chile muy por detrás de México, Brasil, Uruguay, Argentina y Costa Rica en cuanto a Innovación basada en Tecnología

Paradójicamente, actualmente en Chile la disponibilidad de capital humano para el desarrollo de la industria TICs ha ido disminuyendo, lo que contrasta con el crecimiento vigoroso de la industria y la demanda mundial. En Chile existe una baja sostenida en las matrículas de carreras técnicas y profesionales TIC (fuente: ministerio de Educación) y además existe un déficit de 6000 profesionales al año (Encuesta de Opinión a altos ejecutivos TIC, 2015).

Los salarios de los profesionales TIC han ido en un sostenido aumento mientras la participación de mujeres en esta industria continúa siendo prácticamente nula (menos de un 4% de mujeres).

Esto ha generado un problema apremiante para todas las empresas del sector, y lo que es peor, pone en peligro el crecimiento de todas las industrias en general, que de una u otra forma se apoyan en las TICs para su desarrollo.

En este contexto, es fundamental que Chile promueva la enseñanza del pensamiento computacional y la programación de computadores desde las escuelas, promueva con energía programas de digitalización y reconversión laboral en todos los sectores, como ya lo están haciendo países como Argentina y genere campañas públicas para instalar la importancia del tema en la agenda nacional.