18/03/2017 admin

[Columna] Tecnología y mujer

Pedro Huichalaf *

Este 8 de marzo recién pasado se conmemoró el Día Internacional de la Mujer y como cada año, se reflexiona sobre la lucha por su participación, en pie de igualdad con el hombre, en la sociedad y en su desarrollo íntegro como persona.

En nuestro país existen muchas brechas aún que acortar, tanto en ámbito social, reproductivo y laboral, sin embargo un aspecto en el que aún existe una gran diferencia es en la participación activa de mujeres en mundo de tecnologías y telecomunicaciones. Así, según la última encuesta CADEM (13 de marzo), la mayoría de los hombre (53%) y de las mujeres (68%) encuestados, cree que aún nos encontramos en una sociedad muy machista, sin embargo en promedio el 67% responde frente a la pregunta ¿Ud. cree que la mujer chilena tiene mejores, las mismas o menos oportunidades de las que tenía hace 5 años atrás…? Estima que han mejorado las condiciones.

Una de estas razones se da principalmente en las oportunidades de mejor acceso a educación que ha permitido consecuencialmente mejorar nivel de ingresos y oportunidades laborales. Aún existen dentro de las distintas áreas de estudio en educación superior verdaderas brechas, especialmente en áreas de ingeniería y tecnología.

Muchas veces se ha olvidado el rol de mujeres en los campos antes mencionados, pero sabemos, por ejemplo, que la inglesa Ada Lovelace fue la creadora del primer programa informático de la historia. Es decir, fue una mujer quién creó el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina.

Así, según se refleja en una gráfica aparecida en diario La Tercera, la mayor preferencia de las mujeres en áreas de estudio se concentran en carreras humanistas, como trabajo social y afines (con un 84,1% mujeres versus 15,9% hombres), educación (74,6% mujeres y 25,4% hombres) y áreas como periodismo y derecho. En cuanto a otras áreas como ciencias médicas, económicas y veterinarias y afines, hay mayor preferencia de mujeres a hombres en forma decreciente.

Sin embargo, cuando analizamos rubros como agronomía, ingeniería forestar y carreras de ingeniería y tecnología, existe gran brecha entre hombre y mujeres. Así, en caso de áreas de Ingeniería y tecnologías, un 79% son carreras preferidos por hombres contra un 21% mujeres.

Este hecho no es menor si consideramos que este tipo de áreas de estudio son las que se visualizan tendrán mayor tasa de ocupación en los próximos años, sobre todo por la incorporación de las tecnologías y afectación directa de las mismas en fuentes laborales, como también que aparejado a su necesidad, en promedio y al cabo de 5 años de trabajo son las que tienen elevados ingresos, esto demuestra cómo en la búsqueda de igualdad de condiciones las mujeres podrían enfocar sus preferencias de estudio en estas áreas.

Hoy, el mundo de las ingenierías, tecnologías y telecomunicaciones está mayoritariamente dominado por los hombres (basta ver el ranking de CEOs, Directores, Gerentes y similares de empresas tecnológicas a nivel mundial en donde sus representantes son hombres), por lo que una adecuada orientación, incluso de políticas públicas de fomento por parte del Estado en favor de las mujeres en éstas áreas podrían contribuir más en la igualdad y desarrollo íntegro de hombres y mujeres.

Muchas veces se ha olvidado el rol de mujeres en los campos antes mencionados, pero sabemos, por ejemplo, que la inglesa Ada Lovelace fue la creadora del primer programa informático de la historia. Es decir, fue una mujer quién creó el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina. Y aún existe mucho espacio para que mujeres participen en este mundo que marca el desarrollo futuro de la sociedad.


* Abogado de la Universidad de Valparaíso Magíster (c) en Derecho Informático y de las Telecomunicaciones de la Universidad de Chile. Especializado en Telecomunicaciones y TICs (Tecnologías de la Información y Comunicaciones)